miércoles, 29 de octubre de 2008

VUELTA AL MACIZO DEL POSET

8 de la mañana. Amaneciendo en Viadós. 3º centígrados. Frío. Ayer habíamos llamado tanto al refugio de Viadós, que está cerrado en esta época del año, y que solo abren el fin de semana o puente que dan buen tiempo, y al refugio Angel Orús, para preguntar si había nevado y a qué altura. Desde el refugio Angel Orús nos contestaron que a partir de 2.600 m. había una pequeña nevada. Decidimos salir pues a dar la vuelta al Posets. A las 6 habíamos quedado en el parkíng de la gasolinera de Barbastro, carretera Huesca. Con puntualidad Inglesa Javier llegó a las 6 y Enrique 15 minutos antes, de allí en dos horas ya estábamos en el Parking de Viados. Nos preparamos y a las 8 salimos para dar la vuelta al Posets, decidimos darla en sentido contrario a las agujas del Reloj, primero subir por el Collado de Eriste y volver por el Collado de Gistau (2595 m). Comenzamos trotando un poquillo, pero las fuertes pendientes nos pusieron en nuestro sitio, buena senda hasta el cruce de caminos, hacía el sur lleva al Ibón de Millares y hacia el norte, por unas fuertes palas, vas a parar el Collado de Eriste. Conforme nos acercamos al collado la nieve va aumentando de grosor, y el frío va haciendo mella en nuestras manos, llevamos guantes de lana de verano y en nuestros pies, pues vamos con zapatillas. Con ganas de que nos dé el sol, llegamos al Collado de Eriste, (2860 m) donde reponemos fuerzas. Hace bastante frío, por lo que nos resguardamos del aire. Decidimos subir a la Forqueta, tres mil que está muy cercano y es fácil cuando no hay nieve, o si la hay la nieve esta resbaladizo y hay que ir preparado para ello, con los correspondientes guantes, botas, crampones y Piolet, por lo que tras un par de intentos y no verlo nada claro, pues las manos y los pies se nos empiezan a congelar y no vamos equipados para hacer crestas recién nevadas, decidimos darnos la vuelta y seguir hacia el Ibón del Llardaneta (2700 m). Además este tramo es bastante engorrosa con nieve, pues nevado se complica todo. Además es bastante expuesto. Bajamos muy rápido al comienzo, muy pendiente y embarrado, todo directo, pero sin tocar la nieve. Enseguida debemos girar hacia el Ibón, ya por zonas con nieve y granito, por lo que hay que andar con mucho cuidado. Una vez en el ibón, ya hemos recuperado el calorcillo y seguimos, ahora sí, por buena senda hasta el cruce del refugio de Ángel Orús y la cabaña de Piana o Llardaneta (2260 m), para ir al collado de Piana (2702 m). Ahora sí se puede correr, pues vamos en ligera bajada o pequeñas subidas. Llegamos a la cabaña, hecha con la piedras graníticas de la zona, pero que para un vivac puede ir muy bien, parece mas bien una cabaña troglodita. Ahora caminando en la subida vamos hasta el Collada de Piana pasando por el Ibón de las Alforjas (2411 m), ibón que da paso al Valle de los Ibones. Pasamos pues, por el ibón de las Alforjas, un pequeño ibón helado, y el de Piana, en el mismo collado, precioso, pero ya comienza a haber demasiada nieve, y son zonas graníticas, por lo que de correr na de ná. Foto de rigor al Aneto, y al Posets, preciosas vistas las que nos ofrece este collado. Ahora la bajada se vuelve peligrosa pues desde este collado y hasta el Ibón Superior de Batisielles (2250 m) deberemos caminar con mucho cuidado, pues el granito esta con nieve recién caída, las piedras resbalan, nos caemos alguna que otra vez, y hacemos patinaje con zapatillas. Algún paso complicado por la barranquera de la cara norte de las Agujas de Prerramó, debido a que está bastante nevado, y no sabes bien donde agarrarte, y donde pisar. Nos cuesta bastante llegar e los Ibones. Pero cuando llegamos al Ibón Superior de Batisielles, el terreno cambia y a partir de éste ibón podemos comenzar a correr en las bajadas, trotar en el llano y caminar ligero, o como se puede en las pequeñas subidas. Desde los ibonetes de Batisielles, donde comemos y bebemos, hay un cartel indicador para ir al refugio de Estós. Continuas pequeñas subidas y bajadas, alguna subida mas larga, pero así giramos a montaña, de Mondidiego por sus laderas, viendo al fondo el Perdiguero, y el Seil de la Baquo, llegando a la vertical del Refugio de Estós, (1835 m) donde nos desviamos para en vez de subir al Refugio ir río arriba, por una senda que también va al Collado de Gistaín (2595 m) y que se une enseguida a la que viene del Refugio. No sin antes haber cruzado un par de veces del río por piedras, y por un precario puente, hecho con dos troncos de árbol y unas tablas encima para pisar mejor, pero que solo quedan las del principio, por lo que hay que hacer pinganetas. El collado se hace duro, pues pensamos desde donde estamos que es el primero que se ve, pero al acercarnos a este, vemos que es el de más atrás, por lo que sin parar nos vamos al collado. Perdemos la senda en el mismo collado, pero vemos el sumidero o forau por donde se introducen las aguas del Ibón. Precioso. En este collado hay unas vistas buenísimas del macizo del Aneto y del Bachimala. De aquí bajamos por donde podemos hasta que encontramos mojones y la senda, la cual tendremos que buscar una vez más. Encontrada ésta, seguimos por ella, hasta la Cabaña de Añes Cruces (2070 m) y de aquí por una senda buenísima y casi siempre en bajada nos vamos acercando al refugio de Viados (1740 m), no sin antes haber parado a hacer fotos de los Veteranos, los Gemelos, El Posets, la Cresta de las Espadas y el valle del Clot, por donde esta la preciosa subida al Posets y mucho mejor bajada, una de las mejores del Pirineo con esquís. Ya en el coche y tras unas diez horas, comemos un poquillo y para Barbastro. Antes nos tomamos un estimulante en Plan, Enrique un Té Verde, y Javier un Café con Hielo, para no dormirnos, gentileza de Alberto Bosque. En Barbastro, nos introducimos cada uno en nuestro coche, y uno para Fraga, y el otro para Huesca. Hasta la próxima, y si es para correr, a poder ser sin nieve. Amen.
En fín hemos hecho la GR11.2. Vuelta de los tres refugios, Viadós, Angel Orús y Estós. En plan montañero se hace en tres días, y lo hemos hecho en 10 horas y con algunos tramos el terreno en regulares condiciones. Y algún tramo en malas condiciones, debido a que nuestra equipación no era la más correcta para ir por estos lares, sobre todo las caras recién nevadas de la montaña, con sus correspondientes bloques graníticos, y peligro de introducir los pies en algún agujero tapado por la nieve e imprevisto.
Javi.

FOTOS ENRIQUE.

FOTOS JAVI.

2 comentarios:

joseja dijo...

Me dejais impresionado, una vuelta como esa en esta época y después de una nevada...
Enhorabuena a todos, podeis estar orgullosos de completar el recorrido

Monrasin dijo...

Hombre, Joseja. Pero si esta es de las tuyas. Ya podias haber ido tu tambien. Un fallo no avisarte.
En la próxima vamos los dos.