jueves, 4 de septiembre de 2008

ULTRA TRAIL DEL MONT BLANC

Y al final el ganador fue KILIAN JORNET. Y no solo ganó, si no que lo hizo con una superioridad insultante en 20:56, una hora por delante de Dawa Sherpa y corriendo solo prácticamente 150 kilómetros. Yo a Kilian le veía dos posibilidades y eran o destrozar el record o petar. “Optó” por la primera, de lo cual me alegro muchísimo. Y a pesar de la polémica creada en torno a su “equipaje minimalista” y a la ridícula sanción de parar 15 minutos en Tête au Vent porque su compañero, ganador con el de la mítica Pierre Menta, le acompaño unos cientos de metros detrás suyo (pues vaya liebre!). El tema del equipaje pienso que no debería levantar tanta polémica, puesto que pasó hasta 5 controles, con la pérdida de tiempo que eso conllevo, cuando portaba todo el material obligatorio. Y si no, que cambien el reglamento y digan cuanto tiene que pesar cada prenda y de que color tiene que ser.

ENHORABUENA A KILIAN, que con 20 años y compitiendo en invierno (esquí de travesía) y verano demuestra una superioridad absoluta en todo cuanto compite, sea la modalidad que sea o la distancia que toque. “Deportistas” con muchísima menos calidad que él son adorados por todos los medios de comunicación y sus cuentas corrientes tienen mas ceros que los que yo saqué en matemáticas y sin “haber empatado con nadie”, incluso se han llevado un premio Príncipe de Asturias a su casita.

En una carrera como el UTMB son muchos los factores contra los que hay que luchar. Factores incontrolables, como el tiempo, que en esta edición fue bueno, aunque el excesivo calor hizo que en realidad no fuera tan bueno, o factores de la evolución del propio cuerpo ante semejante esfuerzo. Quizás tuviera mucho que ver el calor en que escasamente fuera un 50 % el número de corredores que llegaron a Chamonix, cuando cada año se presenta la gente mas preparada en la línea de salida. Los factores humanos parecen más controlables, aunque en realidad tampoco lo son tanto. Ampollas, desfallecimientos, dolores musculares, uñas destrozadas, lesiones en músculos que ni se tenían conciencia de su existencia, problemas digestivos y un montón de etcéteras que se van descubriendo a medida que pasan los kilómetros.

Pero la escuadra española de craks no se limitaba a Kilian. Allí estuvieron Jesús María Romon, miembro de la selección vasca de carreras por montaña y record de Carros de Foc, que realizó una sensacional prueba terminando en 23:41 en el 5º lugar, en el 7º puesto entró Aurelio Olivar en 24:07, pero una ridícula sanción de hora y cuarto por que alguien la sacó una barrita de su propia mochila le relegó al puesto 15. Y también hay que destacar el tremendo esfuerzo de Salvador Calvo, con unas tremendas ampollas en sus talones ¡desde el km 15! que le convertían en un verdadero infierno cada bajada pero que aún así pudo terminar en el puesto 13 en 25:08.

En cuanto a Marco Olmo tampoco estuvo de suerte, pues a pesar de estar siempre allí y en su línea ir avanzando puestos hasta encontrarse en 4ª posición en Trient, tuvo que retirarse en Vallorcine aquejado de una fuerte ciática.

Pero tan destacable como el triunfo de Kilian lo fue el de la Británica Lizzy Hawker en féminas, que entró en Chamonix en el puesto 14 de la general en un tiempo de 25:19 destrozando también el record femenino de la prueba. Esta corredora, vegetariana ella, ya ganó en el 2005, cuando escasamente llevaba unos meses en este “negocio”. Más tarde, en el 2006, quedó campeona del mundo de 100 km y ganadora en el maratón de Davos y en el de Zermat. En el 2007 escaló el Ama Dablán, y corrió desde el Campo Base del Everest hasta Katmandú en 3 días entre otros logros. Si esto no es suficiente Lizzy esta doctorada en Oceanografía Polar. En el número 16 de la revista Trail encontramos una amplia entrevista con esta brillantísima mujer.

Felicidades a todos los que estuvieron en la línea de salida dispuestos a afrontar semejante record y en especial a todos los finishers con mención especial para Albert Gine, 61 en la general en 29:01, a Xavi Solé, el 89 en 30:09, Jordi Trape, Hermini Fibla, y como no, a las chicas de la UEC TORTOSA Elena Ferreres e Isabel Arasa, juntas en la salida y juntas y a toda velocidad por las calles de Chamonix para entrar de la mano en meta.

Crónicas de la UEC TORTOSA

Cronica de Xavi Solé

Que comió y bebio Kilian Jornet

Crónica de Jaume Teres

5 comentarios:

JAVISA dijo...

He leido el blog de Kilian, me parece alucinante lo bien que prepara la comida, la bebida y el peso. Es para admirar, no improvisa nada.
Me gustaría saber la receta para hacer los pasteles, pues parece que la pasaban muy bien.
En cuanto a que lo pararan 15 minutos porque alguien corrió con el me parece una pasada, distinto sería que lo hubieran llevado al caballito, entonces si que lo vería bien.
Enhorabuena a todos los participantes, al ganador, a los que llegaron, y a los que no llegaron pues solo con intentarlo ya sirve, pues para acabar esta prueba, se necesita que todas las variables estén a favor.
Ta luego.

Martin dijo...

Lo del equipaje mínimo me imagino que ponen una lista para poder tener más seguridad los participantes. Quizás para otros años tendrán que ser más específicos por que ¿que pasaría si todo el mundo empezara a llevar lo mínimo ? (y supongo que no funcionaría tan bien como un equipaje más resistente en una situación limite). Kilian ha pasado los controles y está claro que merece ganar, pero me imagino que la organización no quiere que cunda el ejemplo por la propia seguridad de los participantes.

Solo unos pensamientos... igual estoy equivocado.

Monrasin dijo...

Javi...tu entrena que el año próximo nos vamos para alla.
Y Martin, tienes toda la razón. En una carrera tan larga, en plenos Alpes y pasando 2 noches en la montaña al limite de las fuerzas, la gente tiene que llevar material para cualquier contingencia, agua, frio, nieve...
Kilian jugó un poco con el reglamento, puesto que llevaba de todo, pero escasamente abultaba ni pesaba, pero hay que tener en cuenta que Kilian es profesional, que lo tenia todo calculado, medido y que llevaba un equipo de apoyo increible. Y conociendose él, sus fuerzas, sus posibilidades y con ese apoyo, no creo que arriesgara mas que ningun otro corredor.

albert dijo...

Ya te lo dije por mail i te lo vuelvo a decir, gracias por tu seguimiento i por lo bien que me has tratado a mi i al resto del grupo, eres muy grande compañero!

Monrasin dijo...

Albert...a ver cuando coincidimos en otra carrera y nos tomamos una cervecita. Yo sin alcohol.
Un abrazo y a recuperaros!